AISA Equipement -Equipos, componentes e insumos-

Ablandadores, Osmosis Inversa, Eliminación de Nitratos, Filtración, Generadores de Dióxido de Cloro / Resinas / Toberas / Membranas / Válvulas / etc.
ABLANDADORES DE AGUA
El término dureza se refiere a la cantidad de calcio y magnesio disueltos en el agua. Cuando el agua es calentada, el agua dura presenta un grave problema, el calcio y el magnesio precipitan formando una costra dura de apariencia rocosa, llamada INCRUSTACIÓN. La incrustación restringe el flujo, reduce la transferencia de calor, y acelera la corrosión. Es por esto que la utilización de equipos de ablandamiento es una solución práctica y redunda en un incremento en la eficiencia de la producción.

OSMOSIS INVERSA
El concepto de ósmosis inversa es muy sencillo. Se toma agua que contiene sales disueltas u otros contaminantes, y, al aplicarle presión para pasar a través de una membrana sintética, el agua queda prácticamente libre de todas esas impurezas.
Al permear el agua por la membrana, el líquido deja atrás casi todas las sales, y otras impurezas como materia orgánica, coloides, organismos micro biológicos (virus, bacteria) y sílice.
Pero, donde van las sales y las impurezas?...
La ósmosis inversa es un proceso CONTINUO que siempre tiene 3 corrientes diferentes de agua, una de entrada y dos de salida. La corriente de entrada es el agua que queremos purificar, de las corrientes de salida, una se denomina permeado y es el agua purificada que se usará para consumo, la otra corriente de salida se denomina concentrado o rechazo, y contiene todas las sales e impurezas que le ha sacado a la corriente de permeado y es el agua que será desechada.
Las membranas están construídas con material sintético (poliamidas) enrolladas en espiral. Sus dimensiones varían según el caudal de agua que se debe purificar.
.

GENERADORES DE DIOXIDO DE CLORO (ClO2)
El dióxido de cloro es un desinfectante cuya capacidad biocida sobrepasa a la del cloro y sus derivados. Debido a sus cualidades oxidantes selectivas, su aplicación es una alternativa a ser considerada donde además de la desinfección se requiere mejorar la calidad organoléptica del agua. Tiene un gran efecto en el control del sabor y el olor, así como para destruir sustancias orgánicas que proporcionan color o que son precursoras de trihalometanos (THM). Por ello, se aplica especialmente cuando las aguas crudas contienen altas concentraciones de precursores, que con la cloración tradicional darían lugar a la formación de subproductos de la desinfección (SPD)..